La Rusia de las oportunidades se mide con la altura de sus retos comerciales

Rusia, Sin comentarios

Los datos económicos revelan a Rusia como lo que es, un mercado emergente lleno de oportunidades, a pesar de su rivalidad con Occidente y de la crisis de Ucrania, o tal vez por éso también.

Rusia es la sexta potencia mundial, es miembro del G-8, del G-20, está suscrito a la OMC y fundamenta sus ingresos en el gas y el petróleo, a pesar de las circunstancias geopolíticas y del estado de los precios de esas fuentes de energía.

Rusia crece de manera desigual, año a año, pero crece y en tasas que no son las que atan a las economías occidentales. A nadie se le escapa que Rusia es un mercado difícil, y también tal vez por éso mismo, competir en el país puede resultar aún más atractivo.

Pero ¿por qué?, por muchas razones, algunas son éstas:

Crecimiento de la clase media rusa. Entre el 15% y el 25% de la población rusa pertenece a la clase media o puede asimilarse a ella. La previsión es que para 2020 este sector de la población haya crecido un 16%. Además, Rusia es un país marcadamente urbano, el 74% de sus ciudadanos vive en capitales de todos los tamaños. Aún más, diez ciudades rusas superan el millón de habitantes. Es fácil, por tanto, que las cadenas de comercialización puedan llegar con sus productos y servicios a la mayor parte de los rusos.

Ahí está el caso de la cadena de supermercados francesa Auchan que lo ha hecho con notable aprovechamiento de esa cualidad urbana de la ciudadanía y de la geografía rusas, pero también ofreciendo productos de calidad un 10% ó un 20% más baratos que los de las cadenas del país.

Dimensiones contra eficacia. Rusia tiene nueve husos horarios y es 34 veces mayor que España. Sus infraestructuras viarias sufren los rigores del clima y de las extensiones geográficas. La clave, por tanto, para competir en Rusia es ser eficaces en el transporte. Estrategias para superar este handicap no faltan.

Una de ellas es ofrecer productos en locales más pequeños que aporten una gran visibilidad de marca por su situación ante los clientes del país, pero, al mismo tiempo permitan adaptar una logística reciente al aumento de la demanda. Y sólo bajo esa circunstancia.

Otra estrategia es la venta en línea para compensar los problemas de distribución (y el encarecimiento) de los productos en las ventas físicas. El sistema de correos es muy apreciado por los rusos y una forma de acercarse a su capacidad de gasto de manera también escalable y a costos bajos.

Ahí están también los éxitos de OZON, la versión rusa de Amazon. Hay que recordar también que los rusos han sido rápidos a la hora de aceptar las nuevas tecnologías, especialmente todas las que se relacionan con Internet. En Rusia hay un mercado potencial formado por 53 millones de usuarios-internautas. Un filón.

Segmentación natural del mercado ruso. Rusia está formada por 170 grupos étnicos que se reparten por toda la Federación Rusa. Los rusos representan el 81% de la población, pero cinco etnias más suman más de un millón de personas cada una.

El país está formado por 83 entidades federales, 21 repúblicas, en las que se hablan 27 lenguas oficiales y aún existe otro centenar largo de lenguas que no tienen reconocimiento oficial. Más que dificultades para la comercialización de productos y servicios esa segmentación natural representa oportunidades al ser nichos desatendidos y sin servicios especializados.

Éstas son sólo unas pinceladas de algunas de las oportunidades que ofrece la Rusia de hoy para quien se decida a aprovecharlas y a hacerlas rendir.